jueves, 29 de marzo de 2012

REVOLUCION AGRICOLA

                                                         REVOLUCION AGRICOLA

 Revolución Neolítica o Revolución Agrícola: en él aparecen las primeras manifestaciones de actividad agrícola.
Esta transformación económica se desarrolló por la influencia del cambio climático que obligó a las poblaciones de bandas de pastores a dejar las montañas y bajar a las tierras de los valles en busca de las cada vez más escasas presas de caza; de hecho, deben abandonar las habitaciones que habían erigido en las orillas de los cursos de agua.

La adopción de la agricultura significó para sus usuarios la posibilidad de desarrollar civilizaciones más avanzadas que las de sus contemporáneos, debido a los cambios culturales que produjo. El más importante es el paso de grupos nómadas a poblaciones sedentarias, motivado por la necesidad de desarrollar la agricultura y la ganadería, y de establecer un lugar fijo de alimentación y residencia.
                                                     

La Revolución Agrícola ocurrida durante el Neolítico trajo una serie de consecuencias tanto sociales como culturales a los insipientes asentamientos humanos.
Estos asentamientos donde se desarrolló esta revolución se encuentran distribuidos principalmente en el Próximo Oriente, la costa este del Mediterráneo y el norte de África. Ésta distribución geográfica es llamada Fértil Medialuna.

 La adopción de la agricultura generó, por primera vez en la Historia del hombre, la posibilidad de contar con excedentes alimenticios y se produjo un fenómeno de crecimiento demográfico; es decir, la población tuvo un aumento sostenido en el tiempo.
En estas regiones, se ubicaron las primeras grandes civilizaciones de Occidente. Estas estaban distribuidas alrededor de los grandes ríos que proporcionaban el agua y los nutrientes suficientes para tener una gran producción de alimentos.
              

Estos grandes ríos son el Tigris y Éufrates en Mesopotamia; y el río Nilo en Egipto.
Feudalismo: Los señores feudales gestionan la tierra para el rey que se les entrego. Los campesinos se ocupaba de la agricultura en los feudos y a cambio obtenían el derecho a un pedazo de tierra para vivir y también recibían la protección de señor feudal ante el peligro de pueblos barbaros.
Durante la revolución industrial hubo un  aumento progresivo de la producción gracias a la inversión de los propietarios en nuevas técnicas y sistemas de cultivo, además de la mejora del uso de fertilizantes.
La revolución agrícola británica describe un período de desarrollo agrícola en Gran Bretaña que abarca desde el siglo XVIII hasta mediados del siglo XIX, período durante el cual existió un incremento muy alto de la productividad agrícola, del rendimiento y de la producción total. No parece muy claro el proceso a través del cual se desarrolló la Revolución Agrícola. Se citan los siguientes factores básicos en este proceso:
  • el cercado
  • Avances técnicos y mecanización
    • Aparición de arados de hierro
    • uso de máquinas sembradoras
    • nuevas formas de drenaje
  • la rotación de cultivos
  • la mejora en la selección ganadera.
  • la selección de semillas.
Siglo XX: Presenta las siguientes características:
- Sustitución del hierro por el acero.
- Reemplazo del vapor por la electricidad y por los derivados del petróleo.
- Máquinas automatizadas y especialización del trabajo.
- Aplicación de la ciencia a procesos industriales.
- Transformaciones radicales en el transporte y en las comunicaciones.

- Implantación de nuevas normas de organización capitalista.
- Expansión de la industrialización hacia Europa central y oriental y al Extremo Oriente.
                   

Desde entonces el avance tecnológico ha resultado imparable, la velocidad del mismo, a su vez es cada vez mayor. Los cambios que este último siglo ha supuesto son extraordinariamente drásticos. Las nuevas tecnologías han conducido a una explosión demográfica sin precedentes en la historia de nuestra especie. En 1830, la población mundial llegó a los 1.000 millones de habitantes. Desde entonces los posteriores miles de millones se han sucedido a un ritmo cada vez más veloz: 2.000 millones en 1930, 3.000 millones en 1960, 4.000 en 1975, 5.000 en 1987, y se estima que en la actualidad somos ya 6.000 millones de habitantes.
Revolución verde es el nombre con el que se bautizó en los círculos internacionales al importante incremento de la productividad agrícola. Gran parte de la producción mundial de alimentos de la actualidad se ha logrado gracias a lo que se conoce como Revolución verde, ocurrida entre 1940 y 1970. Ésta consistió en utilizar variedades mejoradas de maíz, trigo y otros granos, cultivando una sola especie en un terreno durante todo el año (monocultivo), y la aplicación de grandes cantidades de agua, fertilizantes y plaguicidas. Con estas variedades y procedimientos, la producción es de dos a cinco veces superior que con las técnicas y variedades tradicionales de cultivo. 








MODELOS DE DESARROLLO AGRICOLA




Un modelo de desarrollo  es un esquema a seguir a fin de promover el progreso de un pueblo. Se trata de un marco de referencia para los encargados de elaborar las políticas públicas de un país.
Al elaborar o aplicar un modelo de desarrollo, el Gobierno busca mejorar la situación económica y laboral de la población, garantizar el acceso a la salud y a la educación, y brindar seguridad, entre otras cuestiones. El objetivo de un modelo de desarrollo es mejorar la calidad de vida.

Modelo de la Frontera o Aprovechamiento de Recursos
Con la aparición del transporte en la última parte del siglo XIX, los países de América del Norte y del Sur y Australia se convirtieron en fuentes cada vez más importantes de alimentos y materias primas agrícolas para las metrópolis de Europa occidental.

       
 
El crecimiento agrícola basado en el modelo de explotación de recursos no puede sostenerse a largo plazo. Para hacerlo es necesario hacer una transición de la explotación de recursos al desarrollo de tecnologías de conservación de recursos o mejoramiento de las tecnologías, como la rotación de cultivos y los abonos, a la sustitución de la fecundidad natural del suelo por insumos industriales modernos tales como fertilizantes, y al desarrollo de variedades modernas de cultivos que respondan a los fertilizantes. Para ello una sociedad debe invertir en el desarrollo de la infraestructura de tierras y aguas, la capacidad industrial necesaria para la producción de insumos modernos, y el capital humano y la investigación científica necesarios para el desarrollo de nueva tecnología y su uso eficaz
.

Modelo de la Conservación
El Modelo de Conservación puso énfasis en la evolución de una secuencia de sistemas de cosechas cada vez más complejas con uso intensivo de tierra y mano de obra, en la producción y el uso de abonos orgánicos y en la formación de capital de mano de obra intensiva en forma de drenaje, irrigación y otros recursos físicos con el fin de utilizar la tierra y los recursos hidráulicos de manera más eficaz. En este sistema los insumos empleados, la tracción animal, las mejoras de tierras, el capital físico y la fuerza de trabajo agrícola, fueron producidos o suministrados  en gran parte por el propio sector agrícola.
                        
El Modelo de Conservación es una fuente importante del crecimiento de la productividad en la mayoría de los países pobres y es al mismo tiempo una fuente de inspiración para los fundamentalistas del agro y el movimiento agro orgánico en los países desarrollados.

Modelo de Impacto Urbano-Industrial o Localización
En un principio, el alemán J.H. Von Thunen formuló el Modelo de Impacto Urbano-Industrial (MIUI) para explicar las variaciones geográficas en la intensidad de los sistemas agrícolas y la productividad del trabajo en una sociedad industrial.
           
En los años cincuenta, el interés en este MIUI reflejó preocupación por la incapacidad de desarrollo de los recursos agrícolas y las políticas de precios, adoptadas en la década de los años treinta, para eliminar las persistentes disparidades regionales en la productividad agrícola y los ingresos rurales en Estados Unidos.
El desarrollo industrial estimuló el desarrollo agrícola al extender la demanda de productos agrícolas, al estimular los insumos indus­triales necesarios para mejorar la productividad agrícola y al alejar el exce­dente de mano de obra de la agricultura.

Modelo de Difusión
La difusión de mejores prácticas agrícolas y de mejores variedades de cultivos y de ganado se ha convertido en una fuente importante para el crecimiento de la productividad en la agricultura.
             
El enfoque de difusión radica en la observación empírica de las diferentes sustancias en cuanto a tierra y productividad de la mano de obra entre los agricultores y las regiones. La ruta hacia el desarrollo agrícola, en este aspecto, es a través de una disemina­ción más eficaz de los conocimientos técnicos y una reducción de las diferen­cias de productividad entre agricultores y entre regiones.

Modelo de Insumos de Altos Rendimientos
La clave para transformar un sector agrícola tradicional en una fuente productiva de crecimiento económico fue la inversión diseñada para que los insumos modernos de altos resultados estuvieran al alcance de los agricultores en los países pobres. En los sistemas agrícolas tradicionales se consideraba a los campesinos como distribuidores lógicos y eficientes de los recursos. Esta opinión iconoclasta fue desarrollada con mayor ímpetu por T.W. Schultz, insistía en que, en las sociedades tradicionales, los campesinos seguían siendo pobres porque en la mayoría de los países pobres existían solamente oportunidades técnicas y económicas limitadas a las cuales podían responder.
Los nuevos insumos de altos rendimientos se clasificaban en tres categorías, a saber: 1) la capacidad de las instituciones de investigación pertenecientes a los sectores público y privado con miras a producir nuevos conocimientos técnicos; 2) la capacidad del sector industrial para desarrollar, producir y comercializar los nuevos insumos técnicos, y 3) la capacidad de los agricultores para adquirir nuevos conocimientos y ampliar de manera eficaz los nuevos insumos.

Modelo de Innovación Inducida
El Modelo de Insumos con Altos Resultados (MIAR) queda incompleto como teoría del desarrollo agrícola. De manera típica, la educación y la investigación son bienes públicos que no se negocian en el mercado. El mecanismo mediante el cual se canalizan los recursos entre la educación, la investigación y otras actividades económicas de los sectores público y privado no se incorporó al modelo. No explica la forma en que las condiciones económicas causan el desarrollo y la adopción de un grupo eficiente de tecnologías para una sociedad en particular. Tampoco trata de especificar los procesos mediante los cuales las relaciones entre insumos y precios de los productos dan lugar a invertir en la investigación en una dirección consistente con las dotaciones de recursos particulares de una nación.
Estas limitaciones en el modelo propicia­ron que Yujiro Hayami y Ruttan dirigieran esfuerzos para elaborar un modelo de desarrollo agrícola en el cual los cambios técnicos se tratan como un factor endógeno al proceso de desarrollo, más que como un factor exógeno que opera de manera independiente de otros procesos de desarrollo. La perspectiva de innovación inducida se vio estimulada por la evidencia histórica de que diferentes países habían seguido caminos alterna­tivos de cambios técnicos en el proceso del desarrollo agrícola.

Innovación Técnica
Existen claras pruebas históricas de que la tecnología se ha desarrollado con el fin de facilitar la sustitución de los factores de producción relativamente escasos (y por lo tanto caros) por factores relativamente abundantes (y por lo tanto baratos). Las restricciones impuestas al desarrollo agrícola por una oferta inelástica de tierra se han visto compensadas, en economías como las de Japón y Formosa, por el desarrollo de variedades de grano de alto rendimiento diseñadas para facilitar la sustitución de la tierra por fertilizan­tes.
Las restricciones impuestas por una oferta inelástica de la mano de obra, en países como Estados Unidos, Canadá y Australia, se han visto compensadas por adelantos técnicos que llevaron a la sustitución de la mano de obra por la tracción animal y mecánica. En algunos casos las nuevas tecnologías, representadas por nuevas variedades de granos, equipo nuevo o prácticas de producción nuevas, quizá no sean siempre por sí mismos sustitutos de la tierra o la mano de obra. Más bien, son catalizadores que facilitan la sustitución de los factores relativamente escasos por factores relativamente abundantes (como los fertilizantes y los combustibles minerales).

Innovación Institucional
Un país en desarrollo que no impulsa una capacidad para las innovaciones técnica e institucional en la agricultura consistente con sus recursos y su dotación cultural, sufre dos restricciones importantes en el desarrollo de su agricultura productiva. No puede aprovechar los adelantos en las tecnologías biológicas y químicas adecuadas para los sistemas agrícolas de mano de obra intensiva. Y la tecnología mecánica que importa de países más desarrollados será productiva sólo bajo condiciones de organización agrícola a gran escala. Contribuirá al surgimiento de una estructura de organización "bimodal" más que "unimodal".
Las diferencias de productividad agrícola son cada vez más una función de las inversiones en las capacidades científicas e industrial y en la educación de la población rural que la dotación de recursos naturales. Los efectos de la educación sobre la productividad son especialmente importantes durante períodos en los cuales el sistema de investigación agrícola de una nación comienza a introducir tecnología nueva. En un sistema agrícola caracterizado por una tecnología estática, son pocos los beneficios que puedan obtenerse de la educación en las áreas rurales. La población rural que durante genera­ciones ha vivido básicamente con los mismos recursos y la misma tecnología ha aprendido de una larga experiencia lo que sus esfuerzos pueden extraer de los recursos de que disponen. Los hijos adquieren de sus padres las habilidades útiles. La educación formal tiene poco valor económico en la producción agrícola.
En síntesis, los modelos neoclásicos de desarrollo agrícola que se retoman para explicar la función de producción agrícola construida para la Microrregión Zimatlán, Oaxaca y, que sirven de herramienta para la comprobación de la hipótesis son los siguientes: modelo de aprovechamiento de recursos y  modelo de conservación, los cuales contempla el uso intensivo de factores como la tierra y la mano de obra; el modelo de difusión que se refiere a los conocimientos técnicos de los productores; el modelo de insumos de altos rendimientos para países pobres; el modelo de innovación técnica, en el cual la tecnología juega un papel importante como facilitador en la sustitución de los factores relativamente escasos por factores relativamente abundantes; y la innovación institucional en el desarrollo de las capacidades científicas.

Modelo de desarrollo sostenible

La Comisión Mundial de Ambiente y Desarrollo, estipula que el “desarrollo sostenible es aquel desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la habilidad de las futuras generaciones para satisfacer sus propias necesidades” (Informe Brundtland,1987); siendo este concepto el marco orientador idóneo para articular los sistemas socioeconómicos con su entorno biofísico, pues este concepto promulga una armonización de las demandas humanas de los recursos y servicios ambientales, con la renovabilidad de su oferta en el largo plazo; cuya aplicación debe partir de reconocer y tomar en cuenta la diversidad y particularidad de los escenarios territoriales, como resultado de la variedad de los contextos biofísico-culturales.
El aporte del modelo de desarrollo sostenible (variante Banco Mundial) a la teoría del desarrollo económica, esta dado por el reconocimiento de un mundo multifactorial, al incorporar en el análisis los conceptos de capital social, capital humano y capital institucional, y el empleo del concepto de límites en lo relacionado a lo social, económico, institucional y humano (Carrizosa, 1998).Este concepto de desarrollo sostenible compatibiliza la creciente necesidad
alimentario y minimizar los conflictos entre producción, sostenibilidad de los sistemas productivos y conservación del medio ambiente, lo que involucra dos aspectos: la estabilidad bioeconómica de los sistemas productivos y la conservación de los recursos naturales (López, 1994).

ARELLANO AMAYA Eduardo Ernesto. Análisis del desarrollo económico y agrícola DE LA MICRORREGIÓN SANTA GERTRUDIS-HUIXTEPEC-YATZECHE, OAXACA





RESULTADOS DE UNA REVOLUCION AGRICOLA INSOSTENIBLE

Nuestro planeta constituye un conjunto medioambiental equilibrado, en el que todos los elementos interaccionan entre sí, incluido el hombre. Sin embargo, la actividad humana, tendente a lograr una mayor comodidad y desarrollo para nuestra especie, ha producido, como efecto secundario indeseado, un proceso de degradación medioambiental más o menos acusado según las áreas.
El hombre forma parte del medio ambiente. Sin embargo, su actividad produce cambios. La transformación del medio natural en un medio humanizado ha seguido los siguientes pasos:
  • Descubrimiento de la agricultura y la ganadería. Mayor disponibilidad de alimentos y cambios de aspecto en el paisaje.                              
Prácticamente todas las actividades humanas transforman el medio natural y provocan cierto grado de degradación. No obstante, algunas resultan particularmente importantes:

                                                                                  
  • Agricultura y ganadería: pérdida de bosques, aumento de la erosión y disminución de la producción de oxígeno. Desaparición de la flora y la fauna naturales. Impacto visual por la parcelación de los terrenos.
  • Pesca: Disminución numérica, o incluso extinción, de diversas especies marinas.
Nuestro mundo sufre la amenaza de un cambio radical en sus ecosistemas. Las principales causas son las siguientes:
  • Contaminación del agua dulce y de los mares: producida por la actividad industrial y las ciudades.


                     
  • Contaminación del aire: procedente de la industria y los automóviles. La generación de gases de efecto invernadero representa un peligro de calentamiento global que podría cambiar el clima a nivel planetario.
  • Destrucción de los bosques: la pérdida de la vegetación natural, unida al calentamiento global, permite un rápido avance del desierto.
               
  • Eliminación de la biodiversidad: la pérdida de variedad biológica empobrece el ecosistema global y priva a la humanidad de importantes recursos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada